Bloques sensoriales

Mujeres que inspiran: Nitdia (3 macarrons)



Me hace mucha ilusión comenzar está nueva temporada de Little Nana Life con una sección "femenina" llena de mujeres bonitas, inspiradoras, que te impulsan a mejorar, a crecer como madre, como mujer. Mujeres que aportan valor, experiencias, aprendizajes, nuevas formas de ver la realidad.

Por supuesto, la mujer inspiradora que inaugura la sección no podía ser otra que Nitdia, autora del blog 3 macarrones.

Desde el minuto uno me enganche a su blog, a su Instagram, a su vida slow en Escocia. Cuando miro su feed, reconozco que me entra cierta envidia (de la sana, claro) porque ese tipo de vida, crianza es la que me gustaría llevar. 

Mucho campo, mucho slow parenting, unschooling.... No os perdais su Instagram porque esta lleno de instantáneas preciosas de una manera de vivir y entender la vida de forma consciente.

Y ya sin más, os dejo la entrevista que le hice, espero que os guste tanto como a mi.


¿Cómo definirías tu maternidad, tu estilo de madre?

La maternidad ocupa un gran espacio en mi vida así que me parece que en esta respuesta, bien podría intercambiar maternidad y vida tranquilamente. Intento vivir la maternidad de forma simple, escuchando a mi sentido común. A veces nuestro cuerpo/corazón tiene muy claro cuando algo no funciona pero nuestra cabeza no quiere ni plantearse otras opciones. Yo intento escucharme, incluso cuando me mando mensajes contradictorios.

Está claro que siempre habrá días difíciles pero intento tomármelo con calma y perspectiva. Sigo equivocándome muchas veces pero del error se aprende. Para mi es importante poder dar ejemplo y no caer en la culpa. Si un día me pongo nerviosa y se me escapa una mala contestación, me relajo, pido disculpas y todos crecemos un poco con ello. Mi meta no es ser perfecta, es ir mejorando a diario (aunque sea un minúsculo porcentaje).



Define maternidad en una frase.

Autoconocimiento, aceptación y cambio. Amor incondicional para mi y para mis hijos.



Se está poniendo "de moda" las madres arrepentidas, el aumento de lugares freechildren... en general un rechazo y una negación hacia los niños como si no fuesen personas, ¿Cuál es tu opinión al respecto?

En cierto modo, me alegro de que la gente se atreva a mostrar sus sentimientos/opiniones pero la verdad es que me hace sentir triste que no se le de a  infancia la importancia que debiera tener. No culpo a la madre que se sienta arrepentida, yo misma me he visto superada en numerosas ocasiones y me habría largado a Australia (o a Marte) si alguien me hubiera pagado el transporte. 
La maternidad es muy intensa y, por desgracia, en nuestra sociedad la vivimos con mucha soledad. 
En mi mundo ideal todas las madres tendríamos los recursos necesarios para disfrutar de la maternidad, para que al hacer balance, nos saliera positivo. Lo bueno es que aunque como sociedad tenemos mucho por mejorar, a nivel personal tenemos muchos recursos, cada madre puede hacer cambios (generalmente internos) y disfrutar de la experiencia incluso en condiciones "adversas".

Con los espacios libres de niños, debo decir que la corriente que comentas me molesta un poco. Si por un lado la infancia fuera respetada, no me parecería mal, pero la realidad es que nuestros hijos tienen pocas oportunidades para ser lo que son, niños. Me gustaría que siguieramos el camino del respeto en lugar del camino de las prohibiciones. Mi experiencia me demuestra que normalmente, cuando un niño tiene sus necesidades cubiertas y se le ha educado en el respeto, es capaz de respetar también a los adultos en sus "espacios para adultos". Para mi es obvio que todos hemos sido niños en algún momento y soy incapaz de ver a los infantes como ciudadanos de segunda, con menos derechos que los adultos. Tendemos a ir de extremo a extremo y yo soy más de buscar el equilibrio.



¿Qué libros te han marcado, han roto tus esquemas?
Me gusta mucho leer, ya desde pequeña la lectura ha sido siempre un refugio para mi por lo que he leído muchos libros... muchos los he leído en lenguas extranjeras pero voy a hacer un resumen de algunos libros en español que en algún momento han sido importantes para mi.

Hace 14 años, cuando estaba embarazada de mi primer hijo, La maternidad y el encuentro con tu propia sombra, de Laura Gutman, fué un punto de inflexión.

Después vino Alfie Kohn con su libro Crianza Incondicional, también Naomi Aldort. Yo la leí en inglés hace muchos años pero en español tenéis su libro con dos títulos diferentes: Aprender a Educar y Criar a nuestros hijos creciendo nosotros. El segundo es una nueva traducción y me consta que está mejor escrito.

Por último, el punto de vista práctico de los libros de Jane Nelsen me ha ayudado mucho en la resolución de conflictos.



¿Cuáles crees que son los pilares para criar niños felices?

Para mi el gran pilar es el respeto y no me refiero solo a tratarnos com respeto, me refiero a aceptar y respetar a cada persona de forma individual. Sin darnos cuenta, como madres tenemos muchas expectativas sobre como deberían desarrollarse nuestros hijos pero a menudo nuestras expectativas nada tienen que ver con la realidad. A mi me funciona mejor el ser flexible e intentar conocer bien a mis cuatro hijos.

No puedo pasar a la siguiente pregunta sin añadirlo, para mi el juego libre y el tiempo al aire libre son también imprescindibles pero creo que entramos en ello en un par de preguntas.



Lo que más me atrajo de tu blog fue que sois homeschoolers, reconozco que siento cierta envidia (sana, por supuesto) ya que a mi me encantaría poder hacerlo, no estoy nada convencida ni del sistema ni de la forma en que se educa a los niños en los colegios.
¿Podrías contarnos los pros y contras de vuestra decisión?

Empezaré con los contras. Uno muy evidente: es muy complicado compaginar dos jornadas laborales completas con la educación de los hijos en casa. Puede que otras familias lo logren pero en nuestro caso hemos tenido que aprender a vivir con menos. En realidad, si tomamos la decisión de irnos a vivir a Escocia cuando nuestra cuarta hija tenia menos de 3 meses fue precisamente porqué con el sueldo que teníamos en España no nos daba para cubrir los mínimos (techo y comida). En varias ocasiones nos habíamos planteado irnos una temporada al extranjero y al final nos empujó la razón menos romántica, la estabilidad laboral. Aunque como veis, incluso los contras se pueden tornar en pros... Estamos contentos de estar en Escocia y aunque hayamos pasado por momentos duros, también hemos aprendido mucho y vivido experiencias muy bonitas. El balance sigue siendo positivo y por ello acabamos de dar el gran paso y nos hemos comprado una casa aquí. Espero que pronto sea nuestro hogar.

Otro contra, la dificultad de encontrar el equilibrio entre el papel de madre y el autocuidado. Se que este problema lo comparto con tooodas las madres pero cuando pasas durante años casi el 100% de tu tiempo junto a tus cuatro hijos, es muy intenso, y es muy fácil descuidarse de las necesidades propias. Si encima vives a miles de quilómetros de la familia, la cosa se complica... pero para poder vivir en calma, hace falta cuidarse. En estos momentos me sirve el asistir a pilates/yoga dos veces por semana pero cada madre(padre) debe encontrar su propio equilibrio pues nuestro bienestar es imprescindible si queremos asegurar el bienestar de nuestros hijos.

El aspecto negativo que todo el mundo tiene en mente cuando les hablas de homeschooling es el de la socialización. Existe la creencia de que los niños que no van al colegio pierden la oportunidad de socializar. Desde mi punto de vista, no puedo estar más en desacuerdo. En el colegio mis hijos se relacionarían únicamente con otros niños que hibieran nacido en el mismo año que ellos o, con suerte, si las clases son mixtas y van por ciclos, también con niños un año mayores o un año más pequeños. Las oportunidades de socializar en el colegio son en realidad muy limitadas. Ahora mis hijos se relacionan con todo tipo de gente en ambientes muy diferentes. Las cosas mundanas como el supermercado, la biblioteca, el veterinario, la verdulería, la tienda de artículos de segunda mano, el restaurante vietnamita, forman parte de su mundo. Al no ir al colegio, nuestras agendas no están sobresaturadas y cada uno de mis hijos suele apuntarse a dos o tres actividades extraescolares cada trimestre: teatro, scouts, club de programación, club de ajedrez, judo... Algunas las siguen haciendo durante años, otras las dejan a las pocas semanas. Para mi es importante que tengan oportunidad de probar y descubrir sus propios gustos. Además, estamos en contacto con otras familias homeschoolers de la zona. Nos encontramos al menos una vez por semana y com el tiempo, mis hijos han establecido grandes amistades.

De pros podría escribir largo y tendido pero si tuviera que resumir, me quedaría con la flexibilidad y la conexión.  En casa tenemos nuestras rutinas porqué todos necesitamos un grado de estabilidad, de predecibilidad, pero si sale el sol (cosa no muy frecuente en Escocia) siempre lo aprovechamos al máximo. Del mismo modo, si estamos en casa y empezamos a hablar de fósiles y resulta que tenemos una nueva exposición en el museo de la ciudad, pues podemos improvisar una excursión aunque sea "día de quedarse en casa".

Me siento muy agradecida de poder acompañar a mis hijos. No solo yo, también mi compañero. Aunque el pase muchas horas fuera de casa, ha logrado establecer una conexión muy bonita con nuestros hijos. Creo que el vivir sin la presión de tener que acostarnos a una hora determinada, sin deberes, ni trabajos, ni exámenes, realmente ayuda a vivir más en harmonía.



¿Cómo crees que afecta la falta de naturaleza y juego libre en los niños hoy en día?

Como he comentado antes, para mi son pilares básicos, así que creo que afecta mucho, no estamos cubriendo las necesidades básicas de nuestros hijos. Tengo la sensación de que, cuando de la educación de nuestros hijos se trata, nos saltamos etapas y luego nos quejamos porqué la cosa no funciona. Para mi, de nada sirve que mis hijos aprendan a leer y escribir si no tienen una buena motricidad fina, una buena coordinación ojo-mano, etc. La verdad es que hace falta un cambio de mirada, devolver al juego el papel de motor del aprendizaje.

Vivimos acelerados, ya no hay tiempo para detenernos a contemplar el caracol que deambula lentamente por la acera. Pero nuestros hijos sí sienten interés, son curiosos. Ofrecerles tiempo y espacio para el juego libre es darles la oportunidad de investigar, satisfacer su cursiosidad innata, aprender y madurar. Y en este sentido, no hay mejor espacio que el medio natural. La naturaleza multisensorial de los bosques, las playas, los prados, es perfecta. En la naturaleza tenemos todo tipo de estímulos sin caer en la sobre-estimulación. Pero es que si antes hablaba de conexión entre personas, la naturaleza nos ofrece otro tipo de conexión igual de importante. La conexión con el medio ambiente, con lo que nos rodea.

Os pondré un ejemplo personal. Cuando llegamos a Escocia tuvimos una época muy dura. Cambiar de país, de idioma, de cultura... es un impacto muy, muy fuerte. No exagero cuando digo que gracias a las sesiones de Bosquescuela para familias, todos hicimos las paces con la vida. De nuevo volvimos a formar parte de algo mayor. El sentido de pertenencia es muy importante y es muy fácil desconectar de nuestro entorno (os lo dice una Bióloga a la que siempre le ha apasionado la naturaleza... desconectar es demasiado fácil).

En la actualidad, mis hijos atienden a sesiones de Bosquescuela una o dos mañanas por semana y yo misma me formé como guía de Bosquescuela (Forest School), para acompañar a mis hijos y a los hijos de los demás. Además, salimos a diario, llueva o nieve. No hace falta irse a algún lugar espectacular, a veces una simple escapada hasta el super puede bastar, solo hace falta la actitud (y la paciencia) adecuada. Probablemente el camino nos tome 40 minutos en lugar de 10 pero si nuestros hijos pueden investigar, detenerse a contemplar un insecto, parar 5 minutos en una plazoleta a correr un poco... al volver a casa reinará la paz.



¿Qué cualidades has desarrollado desde que eres madre que antes no tenías?

Fuí madre muy, muy joven, con 20 años. Entonces estaba sola con mi hijo mayor, más tarde llego mi compañero y tres hijos más. Es difícil imaginar cómo sería yo ahora si no los tubiera a mi lado. Es difícil saber qué cambios se deben a la maternidad y cuales a la vida. Ahora soy mucho más paciente, me quiero más, confio en mi y he aceptado el error como algo positivo, no como algo de lo que una se avergüenza.

Sigo  teniendo mis días tristones pero me es mucho más fácil tomar perspectiva y no hundirme. Creo que en general, ahora soy más fuerte y tranquila. La verdad es que 13 años de maternidad dan para mucho cambio ;-) y espero seguir mi camino durante muchos más, paso a paso.






Gracias Nidtia, gracias de verdad por haber dedicado tu tiempo a hacer posible esta sección, por inspirarme a mi y a muchísimas personas. Te deseo que sigas "tu camino" muchos, muchísimos años más.


Image and video hosting by TinyPic





Comentarios

  1. Gracias a ti Abi! Seguiremos andando a nuestro paso 😉

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Nit, su generosidad compartiendo sus vivencias de la maternidad no tiene precio. Desde que encontré el blog me enamoró, he aprendido muchas cosas. Gracias Nit!!.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario