Calendario de Adviento -DIY-

¿Por qué los niños deben viajar a contramarcha?

Cuando me quedé embarazada de LaTercera me planteé que tipo de silla para el coche elegiríamos ya que el carro que había escogido era sólo capazo y silla. No tenía ganas de comprar un maxicosi para después tener que comprar una silla y tenerlo por casa... prefería comprar de primeras una silla que sirviera desde el nacimiento hasta los 4 años más o menos y que pudiera instalarla todo ese tiempo a contramarcha. Este era un requisito imprescindible por lo que miré muy mucho la silla ya que el desenbolso inicial es mayor pero también la seguridad para la peque.

El tema de ir a contramarcha es por seguridad. En los países nórdicos es una práctica extendida desde hace mucho, aquí pues lo normal es que a partir del año (cuando ya no caben en el maxicosi) se ponga al niño mirando hacia delante. En caso de impacto el menor que viaja en el sentido de la marcha tiene mayor riesgo de lesiones graves en el cuello, cabeza, abdomen que si viajara en el sentido contrario a la marcha. Viajando así se evitan el 95% de las lesiones.


La DGT recomienda:

los niños menores de cuatro años deben o, al menos, deberían utilizar dispositivos «espaldas hacia delante», es decir en sentido contrario a la marcha.

En su folleto del año 2008 titulado “El niño también viaja seguro”, la DGT recuerda que

las sillas en sentido contrario al de la marcha ofrecen mayor protección para la cabeza, cuello y columna del bebé que las sillas situadas en el sentido de la marcha. Sólo cambie a su bebé a una silla que mire hacia delante cuando supere el peso máximo recomendado o la cabeza del niño sobresalga del respaldo.

Hay muchísimos más organismos que recomiendan viajar a contramarcha, podéis leer estas recomendaciones en un estudio de la Fundacacion Mapfre y en la página "acontramarcha".

En este video se ve de manera muy clara lo peligroso que es que un menor de 4 años viaje en sentido de la marcha 


Podéis visitar también el blog de Vanessa, Una madre como tu, que explica también de manera muy clara y exhaustiva los beneficios de viajar a contramarcha.

Después de todo esto yo tengo claro que LaTercera va a ir así hasta por los menos los 4 años y para ello hemos elegido una silla desde el nacimiento hasta los 18 kg. Es la Klippan Kiss 2, te cuento mis por qués:


1.- Incorpora isofix pero además también se puede llevar con el cinturón de seguridad de 2 o 3 puntos.

2.- Por un lado esta la base y por otro el asiento, lo que permite poder quitar el asiento y transportarlo (tiene dos asas) sin quitar la base, e incluso comprando otra base utilizarlo en otro coche sin necesidad de comprar la silla entera.

3.- Tiene 3 posiciones de reclinado, por lo que puede llevarse desde el nacimiento, además de incorporar reductores para el recién nacido, los de la parte de la cabeza están fenomenal porque evitan que se le caiga la cabeza.

4.- El reposacabeza (para cuando ya es más mayorcita) es bastante profundo por lo que es más seguro en caso de impacto.

5.-El material de abosorción de impacto es bastante grueso y de una sola pieza.

6.- Es muy fácil de usar y tiene indicadores para asegurarte de un correcto anclaje.

La peque va comodísima y como le hemos colocado un espejo para poder verla desde los asientos de delante ella va encantada observandose.

Sin duda recomendamos esta silla al 100% y no, no me pagan por ello ni me la han regalado. :) 

Espero que con lo que te cuento y visitando los enlaces que te he dejado, si no te has convencido ya de la importancia de viajar a contramarcha termines convenciendote porque de verdad que es un tema super importante.



Image and video hosting by TinyPic
*Post NO patrocinado

Comentarios

Publicar un comentario