Blogging tips

19 nov. 2015

8 razones por las que deberíamos limitar el uso de pantallas en los niños.

nuevas tecnologias ninos pantallas nativos digitales educacion

Quizás mi forma de pensar y educar vaya un poco a contracorriente de la sociedad, o mejor dicho de una sociedad excesivamente digitalizada, y este post es una buena muestra de ello. A día de hoy prácticamente no hay ningún niño que no haya usado una tablet, un movil o un ordenador.

A los niños de hoy se les llama nativos tecnológicos, muchos saben usar los dispositivos mejor que nosotros. Sin embargo los niños de hoy quizás juegan menos, se aburren más, son más sedentarios y menos creativos.

Ya lo comenté una vez, el uso de pantallas y dispositivos no es malo en sí, sin embargo no me parece necesario en los niños. De modo puntual, una aplicación educativa o un juego para entretenerse un ratito vale, el problema es cuando su uso es diario y durante un tiempo prolongado.

Hace un tiempo decidí limitar el uso de dispositivos y pantallas en mi casa. Los cambios han sido más que evidentes, ha habido una mejora generalizada en varios aspectos del desarrollo de mis hijos. Y es que hay una serie de razones que sostienen este hecho...

1.- No ayudan a desarrollar su imaginación y creatividad: por norma general cuando ven dibujos, juegan con la tablet o el movil se convierten en receptores pasivos de imágenes e información. Hay aplicaciones que pueden ser más educativas o que impliquen una mayor implicación del niño, pero no nos engañemos, el mayor uso que se hace de los dispositivos es para mantenerlos entretenidos y punto. Aquí es donde se debería limitar.

2.- Les generan una necesidad constante de estímulos: en la vida real las cosas no suceden tan rápido, los niños (y adultos) están acostumbrados a una cultura donde lo rápido, lo inmediato predomina, cada vez somos más impacientes, buscamos el resultado sin disfrutar y vivir el proceso.

3.- Genera ansiedad y estrés: mucha información en poco tiempo, estímulos muy rápidos y constantes saturan sus sentidos, igual que nos sucede a los adultos, que cada vez más la vida 2.0 nos absorbe, las redes sociales condicionan nuestra forma de ver la vida y vivirla.

nuevas tecnologias ninos digital pantallas

4.- Produce una perdida de interés por actividades cotidianas: por los mismos motivos que citaba en los puntos anteriores, muchos niños ya no encuentran estimulante dar un paseo por el bosque, leer un cuento, etc.

5.- Excesiva información y dificultad o incapacidad para procesarla: no podemos controlar absolutamente toda la información o estímulos que les llegan a través de las pantallas y en algunos casos esa información no es relevante, no es adecuada o necesaria para ellos pero ocupa espacio dentro de sus cabezas. No todo lo entienden y puede incluso resultarles perjudicial. Es imposible poner un filtro a toda la información que consumen, sobre todo cuando no se les acompaña en el uso de los dispositivos, sino que se les dan para que se entretengan ellos solos.

6.- Sedentarismo: delante de una pantalla perdemos totalmente la noción del tiempo, los niños no deben pasar su tiempo libre consumiendo pasivamente información, deberían tener actividad física y mental, cuanto más juega y más se mueve un niño mejor es su rendimiento, su desarrollo. El ejercicio físico les ayuda a gestionar y disminuir el estrés, segregar serotonina y aumentar su bienestar.

7.-  Dificultad para concentrarse. Una vez más el exceso de estímulos, la saturación a la que están sometidos genera un mayor grado de excitación, y todos sabemos que cuando un niño esta excitado o alterado difícilmente puede concentrarse y más si las actividades en las que debe hacerlo carecen de ese tipo de estímulos y atractivo fácil.

8.- Disminuye la comunicación: el tiempo que pasamos frente a una pantalla lo "robamos" a estar con nuestros hijos y nuestros hijos con nosotros. Los niños necesitan que los adultos estemos de manera consciente, no controlando cada poco el correo, los wathsapps o las actualizaciones de Fb o Ig. Si los sentamos frente a una pantalla nos perdemos momentos valiosos de compartir experiencias, de hablar sobre lo que nos pasa, nos gusta, soñamos... en definitiva de convivir.


Yo lo tengo claro, pantallas las mínimas... ¿y tu? ¿qué opinas de esto?

Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Yo opino exactamente igual que tú.
    Por mucho que nos queramos engañar pensando que les ponemos juegos educativos, si no controlamos el tiempo que están y supervisamos lo que ven, es tal cual lo has contado.
    Nosotros somos los dos informáticos, estamos entre tecnología todo el día pero en casa solo hay una tablet para los tres, nos parece una barbaridad comprarle una tablet a una niña de 6 años solo para ella, utiliza la nuestra cuando nosotros se la dejamos (a veces más de lo que deberíamos...).
    El año pasado nos volvimos locos para bajarle el tiempo que veía los dibujos, como por las tardes está con la abuela le montaba un pollo cada vez que intentaba apagarle la tele, incluso no quería ir al parque. A fuerza de hablar con ella lo hemos limitado a solo la hora de la merienda y en inglés, ahora ya lo ha asumido y después de merendar se va a jugar (cuando no tiene deberes, aunque ese es otro tema...),
    Es complicado si no estamos los padres con ellos, pero a fuerza de insistir se consigue y merece la pena ver la imaginación que tienen después de decirte tres veces que se aburren y no ceder a encenderles la tele o darles una tablet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. justo! la mía que acaba de cumplir 7 igual, le note un cambio tremendo cuando apague la tele y en general las pantallas. Lo de los deberes... daría para unos cuantos posts y los exámenes ahora en 2 de primaria!!!
      Si no lo has leído te recomiendo el libro "Educar en la realidad" de Catherine L'ecuyer, habla sobre todo este tema de las NNTT y es muy interesante!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...