Bloques sensoriales

Hemos probado... Taperia A Camboa (Sta. María de Oia)


ocio-ninos-Galicia-familyfriendly

Cuando vamos a comer o cenar a algun sitio nos gusta que sea un sitio cómodo para los niños, si los niños no se pueden mover con libertad al final la experiencia termina por ser desagradable.

Hace un tiempo leí en el blog de Little Vigo sobre una tapería en Santa María de Oia que cumplía los requisitos para ser un lugar family frindly, "Taperia A Camboa" así que allá fuimos a probarlo.

ocio-ninos-Galicia-familyfriendly

Llegar es un poco complicado porque no está a la vista. Así que en cuanto veamos el desvío para el Monasterio de Oia, lo cogemos y un poquito más adelante cruzamos la carretera por debajo y llegamos ya a la zona del monasterio y la tapería.

El lugar es precioso, al lado del mar. Con un pequeño muelle justo delante del monasterio.

ocio-ninos-Galicia-familyfriendly

La zona de alrededor de la tapería es muy bonita, con sus caminos empedrados y sus casas de piedra.


La tapería es amplia, con una zona interior para comer, otra zona de terraza y después un espacio cerrado al aire libre donde los niños pueden jugar, correr, revolcarse por la hierba sin peligro. Además desde allí se pueden disfrutar de unas vistas fantásticas al mar y al Monasterio de Oia.




La carta es bastante variada y a buen precio. Todo lo que probamos estaba muy rico. Un detalle importante es que tienen un plato combinado de patatas, ensalada, pollo y huevo (por cierto bastante abundante) que es ideal para los peques si no les apetece nada de picoteo. En cuanto al postre tanto mi marido como yo damos fe de lo buenísima que estaba "A tarta da avoa

La chica que nos atendió muy amable y pendiente de que todo estuviera OK.

Después de comer y de que los niños jugaran un rato por fuera


nos fuimos a dar un paseo hasta el muelle y el monasterio. ¡Ojo! la zona del muelle los niños bien agarrados que las alturas son bastante considerables...


La zona del monasterio también es bastante segura para que corran un rato, un lugar tranquilo con el murmullo y las vistas del mar de fondo.




La verdad es que fue todo un descubrimiento, tanto la zona como la tapería. Comimos muy bien y pasamos un rato relajados y dsifrutando al aire libre de una zona preciosa. Además muy cerquita está el Monte de Santa Tecla con unas vistas inmejorables y un castro que merece la pena y mucho visitar pero del que ya os hablaré en otro post.

Así que ya sabéis si estáis por la zona ya podéis apuntar donde comer y par de sitios para visitar que os van a encantar.





Comentarios

Publicar un comentario