Día Universal del Niño + lámina descargable.

It´s time to move on

Hace 4 meses escribí mi último post. Necesitaba tomar aire y deje Little Nana en pause.

https://www.pinterest.com/pin/365636063474488842/

Hubo varias razones: cambio de casa, un nuevo embarazo unido a una gastroenteritis y unas nauseas preñiles que me dejaron fuera de juego... mi nivel de estrés había aumentado considerablemente, las ideas no fluían, se me atragantaba el blog, además andaba siempre a la carrera, intentando llegar a todo y llegando a medias. Por supuesto el tiempo con mis enanos también se resentía así como la paciencia, las ganas de jugar, etc.

It´s time to move on

Necesitaba parar, y poner en practica la canción de Mika "take it easy", dedicar más tiempo a mis hijos, reorganizar ideas, prioridades.... y bueno, parece que ha servido para coger impulso, para llenar mi "loca" cabeza de proyectos, de ideas, de cambios que poco a poco os iré contando en el blog, porque al blog también le afectan esos cambios, ¡por supuesto! y espero que os gusten tanto como a mi.

"Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a si mismos una y otra vez"Gabriel García Márquez.


Empezamos con uno de los primeros cambios: la alimentación.

Lo sé... está muy de moda ahora todo lo orgánico, lo bio, natural.... etc. pero más allá de modas llevaba tiempo sintiéndolo como una necesidad vital. Ya no se trata de dietas, de adelgazar... se trata de salud y bienestar. Sobre todo para los más pequeños de la casa.
Las prisas no son buenas nunca, sobre todo cuando afecta a la alimentación. ¿Qué hacemos cuando tenemos poco tiempo? tiramos de precocinados, fritos y alimentos poco saludables y tenía claro que eso lo quería cambiar.

EL primer cambio que introducimos en casa fue eliminar ciertos alimentos refinados: la sal, el azúcar y la harina.

La sal: la que tomamos habitualmente es sometida a un proceso de eliminación de sus minerales y reducida casi en su totalidad a cloruro sódico (tóxico para el cuerpo) y además la "enriquecen" con yodo y flúor, cuando la sal marina pura contiene 84 minerales en sus proporciones exactas. Así que hemos cambiado la sal refinada por sal marina pura

La harina: hace tiempo que consumimos harina integral, esta en comparación con la refinada aporta fibra, vitaminas B, E y K, magnesio, etc., tiene un efecto saciante y evita el exceso de glucosa. Sinceramente, los postres quedan riquísimos con este tipo de harina, el rebozado del pescado igual....

El azúcar: en casa utilizamos la panela. Es el jugo de la caña integral de azúcar antes de pasar por el proceso de purificación que lo convertira en azúcar moreno. A diferecia del azúcar blanco (refinado) que sólo aporta calorias vacias, esta aporta nutrientes esenciales, vitaminas, minerales, hidratos de carbono... Es la versión más integral y natural del azúcar integral de caña, y no, no se nota diferencia en cuanto a sabor. Endulza perfectamente.

Nos queda por eliminar el arroz blanco y la pasta. Lo he intentado pero no he encontrado un arroz integral que convenza al resto de la familia, es más complicado de cocinar para que quede bien... pero seguiré buscando! con la pasta integral lo mismo, así que vamos a probar la pasta de quinoa o de espelta a ver que tal. ¡¡Ya os contaré!!

Como veis estos primeros cambios son muy sencillos y fáciles de adaptar a las rutinas alimenticias. En casa está mereciendo mucho la pena el cambio y es que realmente si nos paramos a pensar en lo que consumimos está todo lleno de aditivos, eliminación de nutrientes necesarios (alimentos refinados), todo muy procesado, muy "artificial" y todo ello no sólo conlleva una disminución de salud y ser mucho más propensos a enfermedades en el futuro sino también a una disminución de energia.


En siguientes post os iré contando que más alimentos hemos introducido o eliminado, que hábitos saludables (no sólo a nivel alimentación) estamos incorporando... en definitiva como estamos adoptando un estilo "slow life" y los beneficios que nos aporta.

¿Te mueves conmigo?

¡Feliz semana!

Comentarios

  1. bufff, cada vez que pienso todo lo que comemos, me entra terror, eres muy valiente, porque yo no soy capaz de casi ningún cambio en este sentido. Procuro cocinar yo, claro, y comemos mucha fruta y verdura, pero tampoco tengo tan claro que esté libre de aditivos :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio, los cambios que estamos llevando a cabo casi ni los notamos. Es más, los agradecemos!! yo desde que me enteré que hay tomates que vienen de marruecos que no tocan la tierra, que los ponen en unas tuberias por donde les echan todas las sustancias químicas para que crezcan... bufff! yo me armaba (y aún me armo) mucho lío, no quería comprar alimentos orgánicos y que no lo fueran, etc. pero poco a poco consultando, leyendo voy aclarandome aunque aun me falta un montón!!! en el blog iré contando nuestro proceso!

      Eliminar
  2. a mî me pasa un poco igual con al arroz, nosotros comemos semi integral y se cocina igual que el arroz blanco, me ha costado encontrarlo (es marca alemana) pero es bien redondito y de procedencia italiana, ya te digo al cocinar queda delicioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que probarlo! a ver si me puedes pasar la marca o una foto del paquete para buscarlo por aqui. Gracias.

      Eliminar

Publicar un comentario